Empresas modernas, eficientes y rentables. Nuevos paradigmas de negocio. ¿Quieres que tu empresa funcione?

Chica moderna y eficiente¿Quieres ser uno/a de ellos? ¿Has pensado en el autoempleo como salida profesional?

Hoy en día en las empresas faltan muchos aspectos necesarios para la mejora de la productividad, de ahí el caos que existe actualmente en el mundo empresarial.

Uno de los aspectos es pensar que las compañías tanto grandes como pequeñas, están formadas por personas. Por lo tanto, dentro del punto de vista de negocio, uno de los mayores componentes de la empresa son personas eficientes.

¿Cómo una persona puede resultar eficiente, si toda su motivación y la mayor de las preocupaciones es ganar el sueldo a final de mes y además resulta cada vez más insuficiente?

Estamos viviendo con modelos y estructuras arcaicas.

Las nuevas generaciones de empresas, son abiertas, conscientes y autosuficientes.

Vivimos en una sociedad cada vez más flexible, donde estructuras piramidales jefe-empleado, ya no funcionan, sino lo que prima es la relación de igual a igual.

Todos formamos parte de la empresa, cada uno desarrollando su trabajo, pero sabiendo que todos los puestos son necesarios y además, todos por igual resultan indispensables para el buen funcionamiento personal, económico y financiero, donde la rentabilidad se mide más aún por la flexibilidad y capacidad de adaptación al entorno social y económico.

El mundo es cada vez más global, y esto mismo facilita las transacciones económicas a una velocidad vertiginosa, gracias a herramientas digitales y tecnológicas que todos conocemos hoy día como pagos on-line, videoconferencias, colaboraciones entre empresas formando sinergias de constructivismo social, en fin, vivimos en un mundo flexible y dinámico, ¿cómo entonces no adaptarnos a las circunstancias?

Resulta ya obvio y obligatorio, el cambio hacia un MUNDO CONSCIENTE, donde todas las personas muestran todo su potencial, sin ataduras, funcionando desde la ELECCIÓN PROPIA, tanto en la vida personal, como en el entorno laboral, como en la sociedad.

Como en todo proceso productivo, todos los productos siguen un proceso inicial de puesta en marcha, maduración y término, para dar comienzo a uno nuevo, o bien adaptar nuestro mismo producto a las necesidades del mercado, cambiando alguna de sus cualidades.

En el entorno empresarial ocurre lo mismo, empresas que quieren continuar con el modelo antiguo, se dan cuenta de que ya no sirve, por lo tanto muchas de ellas, mueren por su incapacidad de adaptación.

Aquellas empresas que sean capaces de modificar sus hábitos, en cuanto a elección y formación de empleados, aplicación de la Inteligencia Emocional e Inteligencia Espiritual, desarrollo de nuevos paradigmas, nuevas soluciones, salarios, elementos motivacionales y demás características, sólo entonces, podemos prever que la empresa continuará con su andadura permitiendo así, su crecimiento, su expansión, su productividad y por lo tanto, ampliar así su rentabilidad y eficiencia.

¿Quieres entonces, ser una empresa moderna, eficiente y rentable?
Contacta conmigo y pondremos en marcha y cuanto antes, tu plan de empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *