Mujer Empodérate, sana tus heridas y toma tu lugar, tu camino, honra tu femenino

Si lo prefieres escucha el audio

Buenos días,

Este es un mensaje para todas las mujeres, pequeñas, mayores, más mayores, niñas, abuelas, madres, hijas… ¡Nuestro ser femenino no está empoderado! 

La única forma de feminismo, la mejor y la única forma de feminismo, es SER MUJER.

 

¿Qué significa ser mujer? Significa colocarte en tu lugar, empoderarte, nadie te puede quitar lo que TÚ ERES.

 

Y si alguien te lo quita es porque lo cedes, lo cedemos. ¿Cuántas veces cedemos nuestro lugar, nuestro poder en manos de otros?

Hombres, mujeres, ¡ahí está la clave! Ahí está la clave precisamente.

No se trata de reivindicar sólo con la queja. La queja está muy bien, la visibilidad está muy bien, la unión está muy bien, a partir de ahí, hay que trabajar y hay que empoderarse, ese es el feminismo y esa es la clave del feminismo.

Todas las mujeres, casi todas, mucho porcentaje de mujeres, hemos tenido vejaciones, hemos sufrido abusos, hemos sufrido violaciones verbales, físicas, agresiones, muchísimas… tratos de inferioridad, muchísimas… ya está bien señoras, ya está bien, señoras y señores, está muy bien el lenguaje inclusivo y es muy necesario y está muy bien este mensaje para todos, para hombres y para mujeres.

Hombres en su lugar, mujeres en el nuestro, compartiendo, colaborando…

 

¡No cedas mujer a nadie, tu poder personal, empodérate esa es la clave!

 

Y nadie además lo puede hacer por ti. Así que, ¿qué puedes hacer o podemos hacer?

Yo estoy en ello, y si algo he aprendido en este camino femenino, es el del empoderamiento.

¿Cómo lo estoy haciendo?

Lo único que podemos hacer es sanar nuestras heridas, no importando de dónde han venido, pueden ser nuestras, de nuestras madres, de nuestras abuelas, de todos nuestros ancestros, que también lo han vivido.

Llevamos el linaje, llevamos la memoria ancestral y esa es precisamente la que nos pide ahora a gritos SANAR, SANAR, SANAR y SANAR.

¿Para qué sanar entonces?

Sanar para desbloquear, es la única forma de colocarnos en nuestro lugar, sino esto continuará eternamente y créeme, no estoy dispuesta a que siga eternamente.

Cada una en nuestro lugar. Sana tus heridas, sanemos nuestras heridas y sólo así, podrás colocarte en tu lugar, pues la herida es la que te descoloca.

 

Agradecer a nuestro linaje femenino, agradecer y honrar ser mujer y ser femenino.Es la única forma a través del amor, sin necesidad de entender qué ha pasado ni siquiera.

 

No hace falta meternos ahí. Si quieres ahonda en ti, pero la herida a veces es tan grande que puede que te ahogues, y yo no quiero que te ahogues, yo quiero que tomes tu lugar, al revés.

Mira, sana tu herida, no importa quién lo hizo, no importa cómo lo hizo, no importa… lo importante es que lo sufriste. Y como lo has sufrido necesitas sanar. El femenino necesita pasar por el hospital, por el hospital emocional, por el hospital físico, el hospital verbal. De muchas formas.

Así es, la única forma en que nos vamos a comprender y nos vamos a amar como mujeres y vamos a comprender nuestro lugar en el mundo y lo vamos a aceptar y lo vamos a honrar, porque somos sagradas, es el sagrado femenino el que se está manifestando, está pidiendo paso, reclamemos nuestro lugar, nos coloca, ese es el formato, el colocarnos en nuestro lugar.

No se trata de pedirle al otro que nos de lo que es nuestro, simplemente, se trata de cogerlo. Coge, toma tu lugar. Toma tu lugar y sé firme.

No permitas a nadie un trato discriminatorio, no permitas a nadie ni siquiera a ti misma el autosabotaje, porque lo hacemos, estamos acostumbradas a sufrir.

Ya está bien de sufrir.

 

SANEMOS NUESTRAS HERIDAS PARA AMARNOS, en grande, amarnos en grande, en mayúsculas y sólo de esta forma podremos llegar a empoderar el femenino.

 

Este es un mensaje para hoy y también para todos los días, tanto para hombres como para mujeres. Nadie puede quitarnos nuestro lugar, si nosotros lo tomamos.

Está ahí, tómalo, empodérate, buen día.

Ana Jesús Murillo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *