Salgamos a la calle. Que la conciencia se manifieste en todos los lugares que cada cual debe ocupar.

Tomemos cada uno las riendas de nuestro barco, dirijamos nuestra vida desde la libertad personal, para lograr la libertad de conjunto. Mientras unos acaparen lo de los demás, los demás permitimos que lo hagan. «Nuestra dignidad personal, mantenernos en nuestro centro y Ser como somos, viviendo en conciencia y justicia, permite nuestra dignidad social». Salgamos a la calle, seamos como tenemos que ser, sin miedos, sin excusas, sin más que aguantar, no nos vamos a dejar amedrentar. Leer más